La evaluación orientada al aprendizaje

IMG_20160815_125823La formación por competencias ha conllevado un cambio de paradigma educativo con importantes repercusiones en el diseño de las asignaturas y programas formativos y  su correspondiente evaluación. En este sentido frente a los sistemas tradicionales de certificación o validación de conocimientos (evaluación sumativa) en estos momentos se potencia el uso de estrategias de evaluación que promuevan el aprendizaje, permitan constatar su calidad y valorar el rendimiento de los estudiantes (evaluación formativa). La evaluación de esta manera se integra en el diseño de  tareas y/o actividades que, a su vez, responden al desarrollo competencial.

Autores como Gómez Ruiz, M.A, Ibarra Sáiz, M. S. y Rodríguez Gómez, G. (2013) hablan de la e-Evaluación orientada al aprendizaje (e-EOA), entendida como “un proceso de aprendizaje, mediado por las TIC, que promueve el desarrollo de competencias útiles para el presente académico y el futuro laboral de los estudiantes”.

El marco conceptual de esta evaluación se basa en 3 requisitos básicos:

  • Las tareas de evaluación deben ser tareas de aprendizaje
  • Éstas deben ser auténticas y situar a los estudiantes ante problemas, casos, etc. lo más reales posibles.
  •  A su vez, deben integrar los mismos conocimientos, habilidades y actitudes que se desarrollan en  el ámbito profesional.
  • El feedback formativo debe convertise en retroalimentación generalizable o proalimentación (feedforward)
  • El feedback formativo debe proporcionar información útil  ya sea en el ámbito académico como profesional, es decir, debe hacer referencia a la tarea académica que realiza y también a su futura aplicación en el ámbito profesional.
  • Es un elemento de autorregulación del trabajo del estudiante, potencia el trabajo autónomo y proporciona información sobre los estándares de calidad.
  • La participación activa de los estudiantes
  • Las tareas y actividades deben caracterizarse por un cierto margen de indeterminación que promueva y facilite  la creatividad y el trabajo en equipo.
  • Los estudiantes participan y se implican en la tarea a evaluar,  y evaluan tanto su trabajo como el de sus compañeros. De esta manera se fomenta la autoevaluación, la coevaluación (evaluación conjunta entre estudiante y docente) y la evaluación entre iguales (evaluación entre estudiantes).

Bibliografia:

Gómez-Ruiz, Miguel-Ángel; Rodríguez-Gómez, Gregorio & Ibarra-Sáiz, Mª Soledad (2013). Desarrollo de las competencias básicas de los estudiantes de Educación Superior mediante la e-Evaluación orientada al aprendizaje. RELIEVE, v. 19 (1), art. 1. DOI: 10.7203/relieve.19.1.2457

Gómez-Ruiz, Miguel-Ángel; Rodríguez-Gómez, Gregorio & Ibarra-Sáiz, Mª Soledad (2012). La evaluación entre iguales: beneficios y estrategias para su práctica en la universidad. Revista de Educación, 359. Septiembre-diciembre 2012, pp. 206-231

Anuncios
Esta entrada fue publicada en calidad, e-learning, reflexión y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s